La explosión de Lauri Markkanen: cómo pasó de jugador de rol en Chicago y Cleveland a candidato al All-Star en Utah Jazz

La explosión de Lauri Markkanen: cómo pasó de jugador de rol en Chicago y Cleveland a candidato al All-Star en Utah Jazz

Lauri Markkanen se ha convertido en uno de los primeros aspirantes al premio al Jugador de Mayor Progreso y podría conseguir su primera mención para el All-Star en el sexto año de su carrera. jazz de utah ostenta un sorprendente récord de 11-6, y él está promedio de 22.2 puntos por partido. Es más, en la noche del viernes 18 de noviembre se estableció la calificación máxima de su carrera: 38 veces por ganar a Phoenix Suns.

¿Cómo sucedió todo esto para un tipo que los Bulls estaban vendiendo Abiertamente hace dos veranos, y en un equipo que se suponía que estaba reconstruyendo?

Markkanen es un jugador muy diferente al fallido prospecto que los Bulls adquirieron en el canje de Jimmy Butler o alero de los Cavaliers el año pasado. Es un gran ejemplo de lo vital que es el encaje para los jugadores, y ha encontrado el perfecto en Utah.

Suscribirse a Pase de liga de la NBA para ver todos los partidos: Estados Unidos | resto del mundo

Los problemas de Markkanen en los Bulls

Markkanen está jugando apenas unos minutos más que en sus equipos anteriores, pero sus promedios son completamente superiores.

equipo partidos Minutos Connecticut GFE% Puntos Rebotes
toros 221 29.5 12.5 52,9% 15.6 7.1
Cavs 61 30.8 11.5 54,2% 14.8 5.7
Jazz dieciséis 32.8 15.2 59,1% 21.3 8.4

Este salto en anotación, rebotes y eficiencia es el resultado de un evidente cambio de rol. Cuando Markkanen llegó a Chicago, los Bulls construyeron su sistema ofensivo a su alrededor para utilizar sus puntos fuertes. Jugó más un rol de apuntar hacia adelante en su segundo año, y parecía listo para una ruptura en ese entonces. En febrero de 2019 promedió 26,0 puntos, 12,2 rebotes y 2,4 asistencias en 10 partidos y tuvo a la afición de los Bulls entusiasmada con su futuro.

Pero algo cambió en el 2019-2020. El entrenador Jim Boylen lo convirtió en un tirador en estático, quitándole toques y oportunidades.

“Tuve 80 toques por partido las dos ultimas temporadas, esta temporada los toques bajaron a 40”dijo Markkanen en una entrevista en Finlandia, según la traducción de Josh Jeffares de On Tap Sports Net. “No me malinterpretes, tenía algunas jugadas dibujadas pensando en mí, pero es diferente”.

“Cuando hablé con Jim, hablamos de que debía concentrarme en conseguir rebotes y luego liderar la contra. Pero es muy difícil conseguir 40 rebotes defensivos”.

Markkanen pareció tener su confianza sacudida después de ese cambio de tercer año. Pasó de ser considerado como una futura piedra angular de la franquicia a un jugador de rol glorificado.

“La confianza lo es todo”dijo Markkanen cuenta con Ramona Shelburne de ESPN. “Mi tercer año en Chicago, fue difícil para mí mentalmente. … Siempre estaba tratando de salir de él”.

Boylen fue despedido después del tercer año de Markkanen, pero el nuevo entrenador Billy Donovan sacó un Markkanen de manera similar. Lanzó cerca de la mitad de sus tiros desde larga distancia, y el resto vino de atacar los cierres.

El nuevo rol de Markkanen en Utah Jazz

Markkanen llegó a diversificar su ofensiva de nuevo cuando fue traspasado a los Cavs. Con Utah Jazz ha hecho cambios aún más drásticos. En lugar de limitarse a tareas de tiro, ahora se le dan oportunidades para manejar con el balón.

La versión Utah de Markkanen es un verdadero anotador de tres niveles, lanzando aproximadamente un tercio de sus tiros cerca del canasto, otro tercio desde la media distancia y el último tercio desde más allá del arco, según Cleaning the Glass. Está en llamas en esos tiros de media distancia, acertando el 51 por ciento de sus intentos. Es el quinto porcentaje más alto entre los aleros esta temporada.

A Markkanen no se le permitió realizar este tipo de tiros a media distancia con Boylen en Chicago.

Esta restricción se le impone a Boylen en el juego de Markkanen que lo hizo extremadamente fácil de defender. Los equipos contrarios le ponían guardias, sabiendo que si se cerraban con fuerza sobre él, no se le permitiría llevarse al poste para que saltaran. Esto le quitó todo lo que hacía que un jugador de su altura con habilidades de guardia fuera de un jugador especial.

Los Jazz han devuelto a Markkanen las claves de su juego. Tiene más espacio y libertad como parte de un sistema de 5 abiertos.

Su ajuste perfecto para Markkanen debido a la frecuencia con la que tiene a los equipos en problemas, colapsando la defensa y pasando el balón por el perímetro para tiros abiertos. Ha sido el beneficiario de muchos tiros fáciles gracias al movimiento de balón del equipo.

Utah Jazz también prosperará en la transición, donde están clasificados entre los cinco primeros en puntos añadidos, según Cleaning the Glass, y en el cristal ofensiva, donde están clasificados como el número 4 de la liga. El enfoque en esas áreas permite a los Jazz aprovechar las fortalezas obvias de Markkanen.

Es capaz de agarrar e ir a por los rebotes o dejar atrás a los hombres grandes más lentos en la cancha. Nunca fue un gran reboteador ofensivo, pero está en condiciones de buscar el tablero más debido al sistema de corte emparejado de los Jazz, que hace que los jugadores corten más en tándem con las conducciones hacia el aro.

El juego de Markkanen no tiene límites en sus destinos anteriores. Pero en un sistema de 5 abiertos, un tipo é como él que tiene el tamaño para explotar los desequilibrios, el tiro para espaciar el campo, la sensación de hacer buenos cortes y la habilidad para anotar de cualquier lugar es un truco para el éxito .

Los Bulls tienen que estar decepcionados por no haber obtenido esta versión de Markkanen. Sin embargo, los Cavs consiguieron el partido de Donovan Mitchell, pero los Bulls consiguieron un jugador de banquillo en Derrick Jones Jr. y una selección de primeras rondas de nivel medio.

Pero Markkanen nunca iba a experimentar este nivel de éxito en Chicago. A veces los jugadores necesitan un nuevo comienzo para reconstruir la confianza, y a menudo necesitan un mejor ajuste.

Los Jazz no tienen ninguna superestrella tradicional en su plantilla, pero han convertido a Markkanen en una estrella del sistema.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *