Dmitry Tursunov: “Quiero ganó un Grand Slam como entrenador”

Dmitry Tursunov: “Quiero ganó un Grand Slam como entrenador”

Dmitri Tursunov se ha ido convirtiendo con el paso del tiempo en algo más que un grand trainer de tennis. El ruso es ese tipo de personas que, pese a dar múltiples entrevistas con los medios escritos, siempre aporta algo interesante, diferentes puntos de vista acerca de su labor en los banquillos. La última charla la ha dado en deporteskeeda, donde se atreve a meter el pie en un charco tan complicado como es el pulso entre el circuito masculino y femenino. Pero también se acercó a los memorias de su carrera como jugadora, además de analizar sus distintas etapas con Sabalenka, Kontaveit, Raducanu y, ahora mismo, Belinda Bencic. Hay que escuchar al de Moscú.

Valoracion de su trayectoria

“Sinceramente, no miro mucho hacia atrás, siempre me ha costado evaluar mi carrera. Siento que podría haber sido mucho mejor, pero no amabas tanto el tenis como Rafa Nadal, que incluso lo disfruta. Creo que eso ayuda a esforzarte y sacrificar un paso más. Sin embargo, ahora cuando veo a los jugadores jóvenes, veo que sacrifiqué mucho más, pero en comparación con Roger Federer no lo suficiente. Los muchachos de hoy en día son extremadamente delicados. Pero bueno, flu Nº20 del mundo, así que probablemente tuve una carrera mejor de lo que muchos otros jugadores. Pero mira Holger Rune, ha ganado París-Bercy con 19 años, yo nunca pesé de segunda o tercera ronda allí, en ese sentido veo que soy un fracasado”.

Pocos recuerdos memorables

“La gente me suele recordar los partidos de Copa Davis en 2006, ese fue un buen año para nosotros, ganamos el título, pero la verdad es que no tengo muchos recuerdos de aquellos. La gente esperará que los tenistas registren cada punto, cada emoción, pero no es así. Tal vez sea un tipo raro en ese sentido, no sé a qué atribuirlo. Claro que hubo torneos que gané, pero no soy de los que se toman una cerveza cada noche grabando lo increíble que fue. Desearía tener una conexión emocional un poco más fuerte con algunos recuerdos”.

De jugador a entrenador

“En mi época de jugador, existió el pensamiento de que las entrenadoras de mujeres no era realmente buenas para entrenar, incluso se consideró una degradación si terminabas allí. Mucha gente bromea conmigo: ‘Si hace 10 años te habrán dicho que ibas a entrenar en la WTA, probablemente te suicidarías’. Pero aqui estoy. Siempre me gustó ayudar a los demás, incluso cuando estaba jugando, siempre tuve esa inclinación. En ese sentido tiene lógica que haya terminado entrenando, lo que nunca me hubiera imaginado es que me iba a ganar la vida con este. Es curioso pero ahora viajo más de lo que viajé nunca en mi vida, pero disfruto con lo que hago, lo disfruto más que jugar al tenis. Por eso lo hago”

ATP contra WTA

“El circuito masculino es mucho más físico, son más fuertes y más rápidos. Si quitas esa parte innata, diría que el masculino tiene menos tolerancia a los errores no forzados y la mala toma de decisiones. En las mujeres puedes salirte con la tuya con un mayor número de errores no forzados y malas decisiones. En un partido de chicos, con esa cantidad de errores, es imposible sobrevivir. Esa es mi opinión, aunque estoy seguro de que las estadísticas están ahí. El nivel en los hombres está un poco más ajustado, creo que es más competitivo, eso te obliga a májorar, porque si no lo haces no sobrevive. El mujeres la competencia te permite relajarte: si puedes ganar poniendo el 50% de tu esfuerzo, ¿para qué poner el 100%? Esta es la principal diferencia, es divertido ver cómo algunas personas se niegan a verlo”.

Diferencia entre hombres y mujeres

“Mucha gente dice que las chicas son más emocionales que los hombres, pero eso depende de cuánto te permitas salirte con la tuya. Si te permites decir con la tuya siendo más emocional, entonces sí, serás más emocional. Los niños y las niñas lloran de la misma manera, pero a los niños les suelen decir que no pueden llorar porque son niños, así que dejan de llorar porque eso les sienta mal. ‘Oh, pero si eres una chica, entonces puedes volverte loca y romper una raqueta, porque eres más emocional’. Yo no creo mucho en eso, pero sí que hay algunas diferencias fisiológicas respecto a nosotros, aunque no creo que sea en esa medida que la gente cree”.

Su trabajo con Sabalenka

“Aryna es extremadamente talentosa, tiene unas habilidades físicas que el resto no tienen, así que con ella fue un poco más fácil en ese sentido. Tiente tanta potencia que es fácil construir un sistema alrededor de todo ese fuego, aunque todavía necesita poder controlarlo, tomar decisiones de manera disciplinada. Nunca pensé cuánto podría llegar alto, si con ese juego sería top10 o Nº1 del mundo manos, solo estaba enfocando en las cosas que ella podía mejorar, donde luego le llevaría esa idea ya está fuera de mis”.

Selección de jugadores para entrenar

“Siempre busco a alguien que quiera mejorar, no me centro en la altura, edad o cualquier otro factor. Me encantaría ganar un Grand Slam como entrenador, pero en última instancia es algo que no depende de mí. Solo estoy ahí para ayudar a alguien a mejorar y guiarlo, sabiendo que habrá limitaciones físicas que pondrán dificultades. Enfocarse en vencer a alguien en particular es muy complicado, pero enfocarse en mejorar uno mismo y ser lo mejor que uno puede ser, es más alcanzable. Ese es mi trabajo”.

Breve etapa con Raducanu

Sinceramente, no vi demasiado ruido a su alrededor. Emma tuvo en todo momento la nariz en el suelo, es muy trabajadora, ni rastro de ese aura de diva o súper estrella, vi que lo estaba manejando todo bien. Me impresionó, no podía estar más feliz con su forma de ser atleta profesional. Ella escucha que tienes un largo camino por delante para mejorar, está lista para hacerlo, está hambrienta, esa es la impresión que me dio. Solo tengo cosas positivas que decir sobre ella, es toda una profesional para tener su edad, ojalá yo hubiera sido así cuando jugaba”.

Belinda Bencic, proyecto actual

“Está lista para mejorar, esa es la vibración que tengo con ella. Fue muy directa conmigo, sabía lo que quería, no tuve dudas. Las cosas que está haciendo, yo como ex jugador, las entiendo y las reconozco en alguien que está dispuesto a hacer esos cambios. Sentí que era esa jugadora que quería mejorar, eso es lo que siempre busco, ayudar a las personas a mejorar. Es exactamente la misma relación que sentí con Emma, ​​​​ella también quería mejor, aman el tenis y tienen una gran pasión por él. Es un lugar para trabajar con tenistas así”.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *