La nueva España femenina es más grande sin las rebeldes y refuerza a Jorge Vilda como seleccionador

La nueva España femenina es más grande sin las rebeldes y refuerza a Jorge Vilda como seleccionador

Allá por el mes de septiembre el aparente oasis de paz que era la selección española de fútbol femenino se convirtió en una auténtica tormenta. Algunas de las jugadoras más importantes hasta el momento alzaron la voz y se quejaron abiertamente. Mostraron su malestar, alegaron motivos físicos y psicológicos y, aunque lo negaran en un primer momento, lo que hicieron fue pedir la destitución del seleccionador Jorge Vilda.

Hubo declaraciones públicas por ambos bandos en rueda de prensa en una situación surrealista, una carta enviada a la Real Federación Española de Fútbol en el que las quince jugadoras contaban lo mismo, y un deseo firme de no volver a la Selección mientras que Jorge Vilda estaba al frente. Pero sobre todo, lo que quedó en el aire fue una sensación de falta de información.

Aquellas quince jugadoras rebeldes de la carta, a las que también se unieron algunas más posteriormente de forma distinta, nunca llegaron a comunicar bien las causas que les habían empujado a soltar un órdago de tal calibre. Oportunidades tuvieron, pero no llegaron a hacerlo e incluso varias informaciones apuntaron a que alguna de ellas ya se ha arrepentido.

[La cara fea de El Clásico femenino: Aitana Bonmatí le denegó el saludo a la madridista Misa]

Con este polvorín en plena efervescencia, Jorge Vilda ha visto obligado a hacer convocatorias muy diferentes a las que se desarrollaron en los últimos tiempos. La columna vertebral del equipo renunció a formar parte de la Selección, y se podía esperar una debacle en los resultados y en el rendimiento deportivo. Las futbolistas con más calidad del país, sin poder ser llamadas, pero la realidad ha dictado un escenario muy distinto.

Jorge Vilda, reformado

Más allá de lo extradeportivo, donde el seleccionador sigue sin recibir oposición por motivos concretos por parte de estas jugadoras rebeldes, en lo puramente futbolístico el gran ganador de este pulso desatado por los futbolistas es hasta el momento Jorge Vilda. España, los resultados de resentirse de unas bajas tan importantes tanto en lo cuantitativo como en lo cualitativo, porque incluido ha mejorado todavía más su rendimiento durante las últimas semanas.

La primera lista que tuvo que dar el técnico después de la renuncia de estas jugadoras fue para la disputa de dos amistosos internacionales. España se encuentra ya con la vista puesta en el próximo Mundo de 2023, donde ha quedado encuadrada en el grupo con Japón, Costa Rica allá Zambia, y sin duda el cambio tan radical en la plantilla era algo que ocupaba en la Selección. Mas aun despues del buen papel en la pasada eurocopa, donde el combinado nacional alcanzara los cuartos de final en los que Inglaterra impulsivo.

Jorge Vilda, celebrando con las jugadoras de la selección española de fútbol femenino la victoria ante USA

EFE

Con muchas caras nuevas, por lo tanto, enfrentó a la España de Vilda los dos partidos amistosos ante Suecia allá Estados Unidos. Eran además dos rivales muy duros qu’iban a poner a prueba la capacidad de reinvención de la Selección. El primer shock sin las quince rebeldes se saldó con empate (1-1) ante Sueciatodavía con la polémica enturbiando el ambiente.

Después, Estados Unidos estafa Rapinoe Al frente, que además había apoyado públicamente a las jugadoras que habían renunciado a jugar con España, se presentaba como un oponente prácticamente imposible de construir. Primero, por la calidad del equipo qu’estaba enfrente, y segundo por todos los condicionantes extraportivos con los que acudía la selección española.

Sin embargo, las nuevas pupilas de vilda dieron la campanada y se impusieron al combinado estadounidense contra todo pronóstico (2-0). Laia Codina allá Ester González fueron los artífices de dos goles que sirvieron para hacer creer que, sin las quince jugadoras rebeldes, también hay une España que puede pelear por lograr hitos importantes en cualquier competición.

[Vilda: “Hay 15 jugadoras que se han autoexcluido, pero creo en el diálogo para resolver problemas”]

Un equipo invicto

Un mes después de todo aquello y con las aguas ya mucho más calmadas, a Jorge Vilda le tocó confeccionar una nueva lista de jugadoras para afrontar otros dos partidos amistosos más. Por supuesto, en esta relación tampoco estuvieron las futbolistas rebeldes, una situación que ya ha ido asimilando con el tiempo y que se ha normalizado. No es ningún secreto que, hasta que no pidan disculpas públicas al seleccionador, no regresarán a ninguna convocatoria.

Argentina allá Japón aguardaban en esta nueva ventana internacional. Otra vez, estos dos encuentros se antojaban como algo importante ya que Japón es uno de los rivales con los que España ha quedado encuadrada en su grupo del Mundial, por lo que era una gran oportunidad para conocer cuál era el nivel real de esta nueva Selección de cara a la competencia.

España pasó por encima de Argentina en el primero de los dos compromisos. Cansado de Jorge Vilda bajar sobrio en la tierra del juego y endosa en hasta siete goles a Argentina. As if todas las jugadoras quisieran vinindicarse y demostrar que ni mucho menos están por debajo de las que renunciaron a ir con la Selección, all of them atesoraron un gran nivel y fueron sumando goles uno tras otro.

Jorge Vilda durante un acto de la RFEF

Jorge Vilda durante un acto de la RFEF

Europa Press

Después llegó el turno de enfrentarse a Japón, un partido mucho más serio y una mentalidad diferente. Este envite era una buena vara de medir de cara al próximo Mundial, pero aquí las de Vilda también salieron victoriosas. El gol de Alba María Redondo a los pocos minutos del pitido inicial fue definitivo para que España termine levándose el triunfo ante el combinado nipón.

El balance, por lo tanto, desde que estalló el conflicto es inmejorable a nivel de resultados. Lejos de resentirse, el equipo se ha hecho fuerte. España ha ganado a rivales sobre el papel superior como Estados Unidos, ha goleado con facilidad como hizo con Argentina, y se ha visto capaz de doblegar a un rival del próximo Mundial como es Japón.

Las estadisticas no mienten. A solo empate y tres victorias avalan a la nueva España de Jorge Vilda. Once goles a favor y tal solo uno en contra hablan de cómo está trabajando el equipo. Pero sobre todo, quien sale reforzado es el seleccionador, que demuestra que ha dado con la tecla a la hora de saber capear el temporal y que ha sabido sobreponerse a la ausencia de sus jugadoras más importantes.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *