José Manuel Amorós

cambio físico, nutricional y psicológico para ser el número 1 del mundo

Carlos Alcaraz ya es el tenista más joven de la historia que consigue terminar la temporada como número 1 del mundo. Aunque porque llevamos años viendole jugar contra los mejores del mundo, la realidad de que estamos en 2022 es su primer gran año jugando en la élite del tenis internacional. Antes del Open de Australia del verano de 2022, el tenista murciano solo tenia un titulo: el ATP250 de Umag…y nada más.

Pero el camino más rápido hacia el trono del tenis mundial tiene una gran historia y mucho trabajo detrás. Juan Carlos Ferrero subió con una nueva estructura de élite para los jóvenes que prometían jugar al tenis español sin lo peor para el mundo. El pasado invierno es el protagonista de esta historia, con muchas decisiones y cambios que han dado sus frutos en solo unos meses.

Sin duda, el inicio de año en el Australian Open marcó un antes y un después. los nueva fisionomía de Alcaraz en su debut en Australia, con look nadalesco, con camiseta de pull-ups, con la imagen del dominador que acababa de llegar. el murciano enseñó un físico musculoso y un brazo prominente. Esto despertó dudas sobre lo adecuado de este cambio físico para un jugador de tenis.

Juanjo Moreno, su fisioterapeuta, es uno de los grandes zagueros de ‘El Método Alcaraz’. Es su fisio, pero también ha sido su compañero de habitación en los primeros meses del año. ¿Su compañero de habitación? Con 18 años, ‘Carlitos’ está en plena adolescencia y, como el resto de los jóvenes españoles, tiene dependencia del teléfono. Tiene miles de mensajes diarios en su móvil que pueden robarle horas de sueño. Por eso, en su equipo decidió dormir algunas noches con él para concienciarle de que trasnochar no le vendrá nada bien en los torneos con un partido al día. El método comienza con dormir bien, importante a la hora de estar al máximo física y psicológicamente.

dieta de campeones

Otros puntos importantes de la dieta. Hace dos años, Alcaraz seguía viviendo con sus padres y con una nutrición habitual de un joven de 15 años. Nada parecía una dieta deportista de élite, aunque Moreno descubre que “menos mal que no le gusta lo dulce, es más de salado”. Cuando llegó bajo el techo de Ferrero, se pusieron manos a la obra… o mejor dicho, a la cocina. El equipo de la academia está formado por miembros a los que les gusta cuidarse. Ferrero sigue estando para jugar, pero el resto de entrenadores y personal realizan una rutina diaria de primer nivel.

Han creado un entorno donde todo el equipo entrena como sus jugadores, lo que hace que los Alcaraz o Carreño sean “uno más” y restando el sacrificio de entrenar solo. Todos entrenan juntos, en un trabajo de equipo. Y todo come aguacate en el desayuno y no mermelada, algo que le costó al joven. “Cuando Carlos llegó, tenía que comer bien y entrenar a tope para no ser el rarito del grupo”, dicen en su entorno. Un escenario perfecto para el esfuerzo. A todos nos da pereza ir solos al gimnasio ya todos nos cuesta ver como nuestros amigos come algo más apetitoso que nuestro plato.

Carlos Alcaraz asume un objetivo ambicioso: ‘comer en la mesa’ de Federer, Nadal y Djokovic

A pesar de las resistencias del principio, Alcaraz ha ido dando cuenta que el camino que Ferrero y su equipo han preparado para él da sus frutos. Batiendo record tras record de precocidad, pocos ejemplos tan llamativos del salto a la elite hemos visto en la historia del tenis. Y con resultados, ahora lo disfruta. Tanto que ha dado el paso a comer platanos. Sus padres, grandes aficionados al tenis, siempre han visto como los grandes siempre comían platanos en los descansos. Y también lo intentaron con Carlos… sin éxito. Hasta hace unos meses, cuando Carlos se comió un platano en pleno partido y su madre lo vio. Enseguida, se acerco a su equipo y les dijo “¿cómo hemos conseguido que Carlos coma plátanos?”. Seguramente, la madre ya quiere aprender el médodo e instaurarlo con los hermanos pequeños que también empieza a prometer con la raqueta.

La fuerza como pieza clave

El método se completa con un fortalecimiento del cuerpo,basado en una mezcla de ejercicios de velocista y maratoniano. Más explosividad y más resistencia muscular para esfuerzos explosivos en un tenis cada vez más físico y un cuerpo preparado para correr durante horas de un lado a otro de la pista. Una mezcla perfecta para crear una armadura a su cuerpo que le prevenga de lesiones y le alargue su carrera profesional. Es importante resaltar esta parte del método ya que el físico actual de Alcaraz es solo la punta del iceberg. Carlos es como un toro, pero también están preparando el cuerpo para el futuro.

Un plan completo que tiene todas las facetas físicas, fundado en una cultura del esfuerzo, para crear un tenista que pueda dominar los próximos años de la ATP.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *