nbamaniacs

Los Thunder anotan 145 puntos en su victoria en Nueva York

Festival anotador en el partido que abría el día del domingo con victoria para los jóvenes Oklahoma City Thunder por 145 a 135 en su visita al pabellón de los Knicks de Nueva York.

Shai Gilgeous-Alexander lideró la machada de los visitantes con 37 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias, 3 robos de balón y 2 tapones en 36 minutos sobre el parqué.

“Esta noche hemos hecho los tiros correctos. Los pases correctos”, admitió el técnico Mark Daigneault. “Simplemente movimos el balón y dejamos que encontraran al hombre adecuado. Los chicos estaban listos para atacar. Fue una buena ofensiva”, reconoció.

Los Thunder lo lograron prácticamente todo con un impresionante 62% en tiros de campo y un 55% desde más allá de los siete metros.

Además del excelso encuentro de Shai, su compañero de pista trasera, Josh Giddey, unido en la fiesta con un triple-doble: 24 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes. El australiano entró en los libros de historia NBA siendo el único jugador junto a Wilt Chamberlain (1968) con sendos triples-dobles en sus primeros dos encuentros disputados en el Madison Square Garden, de acuerdo a Estadísticas de ESPN.

“Cada vez que tu número está en compañía de Chamberlain, uno de los grandes de todos los tiempos, es especial”, reconoció Josh Giddey. “Pero el baloncesto es un juego de equipo, así que si esas cosas contribuyen a ganar ya ayudar a que mis compañeros sean mejores, entonces todo merece la pena”, agregó.

En los Knicks catástrofe absoluta después de cosechar una franquicia récord de 48 puntos en el primer periodo. Desde entonces encajaron 43 puntos tanto en el segundo y tercer periodo que permitieron a los Thunder darle al encuentro y aguantar el último tirón de las reservas neoyorquinos.

Cam Reddish cosechó su mejor anotación como knick con 26 puntos; secundado por Julius Randle e Immanuel Quickley con 25 y 24 tantos respectivamente.

“Alexander es un rival muy complicado. También lo es Giddey. No los estás defendiendo individualmente, los estás defendiendo como equipo, y ahí es donde estuvimos muy mal”, reconoció Tom Thibodeau.

Por primera vez en lo que llevamos de curso se escucharon abucheos hacia la dirección deportiva de los Knicks. Asimismo, ya son varias las voces que reclaman una reacción de Thibodeau si no quiere perder su puesto. La Defense de los Knicks está siendo una sangría permitiendo los 145 puntos de esta noche; los 112 en la última derrota contra los Nets, o los 133 puntos encajados contra los Celtics.

(Fotografía portada: Ian Maule/Getty Images)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *