Tenis, WTA Master 1000 de Guadalajara

Tenis, WTA Master 1000 de Guadalajara

18/10/2022 a las 03:59

ES


Un enjambre de insectos tomó el toldo de la silla del juez antes del Kvitova-Pera

Agua, espuma y aerosol espantaron a los himenópteros y el partido pudo disputar sin incidentes

El Máster de Guadalajara, que reúne a varios de los mejores tenistas del mundo, recibió este lunes su bautizo con un lapso de abejas que invadió la cancha central.

Poco antes de comenzar el tercer partido del estadio, entre la checa Petra Kvitova, trigésima segunda de la lista mundial, y la estadounidense Bernarda Pera, 42 del ránking, una colonia de abejas fue descubierta en el toldo de la silla del juez, sin que nadie tuviera idea de cómo llegaron a ese lugar. La imagen tuvo poetica. Centenares de seres alados parecieron fundirse en el toldo y fue preciso llamar a los bomberos, que usaron agua, espuma y aerosol para espantar a las intrusas.

Que una colonia de abejas apareció en un partido tenis de nivel mundial es una experiencia a tono con la vida en México, un país apegado al surrealismo, en el que una mujer de un pueblo cercano a Pachuca asegura hablar con los muertos y el presidente del país juró tener una estampita para alejar la pandemia.

Fuera del estadio, la gente asumió con buen ánimo la demora del inicio del partido y hubo quienes asociaron la presencia de abejas como un introducción a la buena suerte para un torneo evolucionado en menos de cuatro años de la categoría 125 a la exclusiva 1.000. Que el bautizo lo hayan hecho abejas fue visto con buenos ojos por los supersticiosos. Según el diccionario de los símbolos, los animales laboriosos se relacionan con el trabajo, el esfuerzo, la vida y la inmortalidad.

Robotic, mechanical casi, el encargado de ahuyentar a las abejas llegó con uniforme blanco como cosmonauta. Puso agua y espuma al enjambre y dispersó hacia las alturas a sus integrantes, varias de las cuales aparecieron bañadas de aerosol. Alrededor de una hora después la gente volvió al estadio. Kvitova y Pera hicieron sus primeros peloteos y solo después de par de ‘games’ asumieron al juez como el damnificado de la invasion: El hombre emitia sentencia desde una silla sin toldoa merced de los rayos del sol.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *