"No van a poder demostrar ninguna ilegalidad porque no cometió ninguna"

“No van a poder demostrar ninguna ilegalidad porque no cometió ninguna”

MADRID, 18 oct. (PRENSA EUROPA) –

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, tiene plena confianza en que vamos a poder “demostrar ninguna ilegalidad” durante esta etapa al frente del organismo, en cuyo caso se trata de un cabo una. “gestión honrada y exitosa”.

“No van a poder demostrar ninguna ilegalidad porque no he cometido ninguna, lo puedo justificar todo. Lo del chalé de Salobreña es todo falso, nadie va a poder demostrar que hemos hecho nada con una tarjeta, no hay ni un solo céntimo de euro que haya sido mal gestionado”, dijo Rubiales en ‘El Partidazo’ de la cadena COPE.

El directo dejó claro que está “para rendir cuentas” de su “trabajo” y que han realizado “una gestión honrada y exitosa”, por lo que piensa que le parece “imposible” que pudiese presentar su dimisión. “Esto es tirar basura sin ninguna prueba”, añadió.

En este caso, recordó que la Fiscalía Anticorrupción solicitó toda la documentación en el mes de mayo por los audios relacionados con la Supercopa de España en Arabia Saudí y que todavía no le han hecho “ir a declarar” ni han formulado “acusación” contra el . “Y cuando han visto que eso se moría han ido a otro juzgado de Majadahonda”, remarcó.

Rubiales también aseguró que es “totalmente falso” de que espiar a David Aganzo, presidente de AFE, y que el pago realizado por la federación en las mismas fechas a la agencia de detectives Cryptex Europa SL fue por un peritaje jurídico.

El presidente de la RFEF también insistió en que no ha “grabado ninguna conversación” y que la persona que lo hizo, su tío Juan Rubiales, al que calificó de “juguete roto”, ya no está en el organismo “por comportamientos como este” . “No he grabado a un ministro ni al presidente del Gobierno”, aseveró.

Además, negó también cualquier irregularidad en sus viajes a Nueva York o en la ayuda que percibió para tener vivienda en Madrid, algo que insistió que fue ratificado por la Asamblea de la RFEF, y omitir que es el “directivo peor pagado” en comparación otros CEO de federaciones o clubes similares.

En cuanto al tema de la Supercopa de España en Arabia Saudí, el exfutbolista recalcó que no pagaron “ni un euro” y que no se ha llevado “ninguna comisión”. “Lo esencial es que la RFEF tiene un remanente para el fútbol modesto particip un equipo u otro”, apuntó.

Finalmente, respecto a los audios privados con su padre donde bromeaba con los motes de equipos como el Sevilla, Villarreal o Atlético de Madrid, aclaró que es producto de su “tremenda rivalidad” de su etapa de futbolista y consideró que “pensar que un ‘chascarrillo ‘puede ir a más es de mal pensado’.

“LAS SEMIFINALES EN CATAR SERÍA UN BUEN RESULTADO, PERO NO LO FIRMO”

“No he hablado con ninguno de los presidentes, lo haré cuando me encontré con ellos, que también me han criticado y han dicho cosas tremendas. Hubo uno que contactó conmigo y me dijo que era una tontería.
Siento el fútbol y soy aficionado al fútbol y actúo con honestidad con todos los clubes. Esto sale el mismo día que hay Asamblea de LaLiga y yo no creo en casualidades”, sentenció.

Por otro lado, Rubiales se mostró “totalmente en contra a Superliga” porque consideró que “haría un daño bestial al fútbol, ​​a las ligas y a las federaciones”, y confesó que no le es “cómodo” estar entre Florentino Pérez y Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA y una persona “de muchos principios y muy firme”. “El sabe que tiene un firme defensor en mí del fútbol piramidal”, expresó el directo.

Sobre el Mundial de Catar esperó que la selección fuera “peleando o mirando a los ojos a las más grandes” y opinó que llegar a las semifinales sería “un buen resultado”. “Pero no lo firme. Somos la selección más difícil de ganar somos las que tiene más el balón porque, pero sé de que va el fútbol y no le puedo poner el objetivo de ganar el Mundial al seleccionador”, admitió.

Finalmente, en cuanto a la situación de la selección femenina, detalló que fue el “último mensaje” con las jugadoras fue el 15 de agosto. “Dije que nuestro sentáramos a hablar, que por diálogo no iba a ser, pero con Jorge Vilda delante”, explicó Rubiales.

“Luego llega es una especie de rebelión en la convocatoria de septiembre y después los 15 correos individuales diciendo que la salud mental y física depende de quién esté. y la jerarquía”, zanjó el presidente de la RFEF.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *