El Ayuntamiento "se carga" una escuela de tenis pública por dar entrada a un club privado

El Ayuntamiento “se carga” una escuela de tenis pública por dar entrada a un club privado

Los profesores de la Escuela de Tenis Infantil del Centro Deportivo Municipal San Juan Bautista, en Ciudad Lineal, han sido apartados. Hasta este curso, impartían clases de nivel base alumnos de entre 6 y 15 años en esta instalación municipal, pero ahora han sido relegados por los del Club Alborán -privado-. Con apenas dos días de antelación, fueron avisados ​​​​de que deberían recolocarse en otros puestos porque los suyos los ocuparían desde el 15 de septiembre monitores de una empresa externa que el Consistorio de Madrid ha contratado para prostar un servicio que se presta “perfectamente” desde hace años por la via publica.

Tanto estos profesionales como el PSOE denunciar el privatización encubierta de la actividad y elevarán su protesta a la Comisión de Cultura, Turismo y Deporte que celebra este martes. “El afán privatizador del Ayuntamiento no conoce límites”, sostiene la edil Natalia Cera, quien reprocha al Gobierno madrileño el haber cambiado “probablemente la mejor escuela de tenis infantil de Madrid, por su organización, metodología y profesores con 25 años de experiencia, por cederla tiene un club privado que nunca llegará tiene esa excelencia”. Así, la socialista afea à José Luis Martínez-Almeida y los concejales de su Ejecutivo “estar entregados a los intereses privados sin importar lo que se lleven por delante”. “¿Por qué estropear aquello que funciona bien?”cuestionado.

Mauricio Camus, técnico deportivo en el Ayuntamiento desde 2006 y monitor hasta ahora en la escuela, extensión está interesada en privatizar los servicios en otros centros deportivos de tenencia municipal. Algunos no fructifican, indica, porque “los directores lo están parando”. En este caso, crea que han conseguido “una pequeña conquista” con el tenis y teme que próximamente esta práctica se repita con otras disciplinas. “Se han cargado la escuela”, lamentó.

El Consistorio niega una privatización

Por su parte, desde el área de Deporte que lidera Sofía Miranda Niegan que el cambio en la gestión de la escuela responda a un interés por privatizar el centro deportivo. Esta prestación, se escudan, “solo ha pasado a una escuela deportiva en colaboración a petición del distrito”. Este modelo, ahondan, les permite mejorar el servicio en dos aspectos. Por un lado, afirman que con esta herramienta consiguen una ampliación de la oferta deportiva “gracias al técnico aporte de las entidades”. Por otro, resaltan que así pueden dar más polivalencia al personal propio, “que no es suficiente para atender toda la oferta deportiva que requieren los madrileños”.

Matiza es una explicación de Camus. Según expone, entiende la necesidad de contar con un club colaborador si por volumen de alumnos no pudiesen dar cobertura a chicos que despuntasen, pero recuerda que se trata de una escuela de base y no de competición. Asimismo, los nuevos profesores no trabajan juntos con ellos, sino que a los veteranos los han retirado de las clases “de todos los niveles”, excepto las de adultos. “Es muy llamativo porque en otras escuelas con convenios así no han apartado a profesores titulados“, agregado.

Profesores nuevos por 10 euros la hora

Por su parte, fuentes de la Concejalía de Deporte defienden este sistema de colaboración que representa el Club Alborán -elegido por concurso público-, pues con él evitar “situaciones indeseables como la suspensión de clases por falta de personal”. Sin embargo, Mauricio Camus siguió siendo importante en esta cuestión asegurando que “jamás se ha cancelado una clase”, pues si un compañero debe ausentarse el otro lo sustituye sin mayor complicación. Por el contrario, los nuevos profesores sí estarían alterando el buen proceder de las sesiones, siempre según la versión del monitor anterior.

“Son dos chavales de 17 años a los que el pagano 10 euros la hora. Vienen desganados porque por tan poco dinero dicen que no les merece la pena, que gastan más en gasolina”, relató. En consecuencia, Camus informó que se han producido “tres o cuatro bajas” de usuarios porque los niños “se aburren”. Ellos, por su parte, se han visto obligados a reorganizar su programación de cursos para este año y, pesar a todo, se dan por agradecidos de poder permanecer en el CDM San Juan Bautista, ya que “cabía la posibilidad de que nos mandaran a otra instalación”. Pese a que no son sus especialidades, pues posee la titulación de entrenador nacional de tenis, uno de los monitores ha abierto nuevos turnos en clases de pádel y otro en natación.

Los profesores de la Escuela Municipal de Tenis de Ciudad Lineal presentaron un escrito a la Junta de Distrito exponiendo su descontento con la situación. Aún no han recibido respuesta. Los padres también habrían trasladado sus propias quejas, agregar. No obstante, desde el área de Deporte aseveran que no han recibido ninguna. Lejos de asumir bajas, destacan la buena acogida del servicio en cuanto al número de usuarios: “En pretenis hay una ocupación que supera el cien por cien, con 13 alumnos en esta modalidad cuando hay 12 plazas ofrecidas para cada clase”.

Tal como subrayan desde el Ayuntamiento de Madrid, los precios siguen siendo públicos “para asegurar la posibilidad de acceso a todos los usuarios”. Sin embargo, los profesores de la Escuela creen que pronto cambiará cuando los privados “se hagan” con el centro deportivo como sospechan. Desde el Grupo Municipal Socialista evidencian una postura “que no está radicalmente en contra de la colaboración público-privada”, pero advierten que “hay que ser cauteloso y utilizarla como instrumento de gestión allí donde la administración no puede llegar”. Una circunstancia que en el caso que nos ocupa considerando que no se cumple.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *