Del cementerio a los Lakers

Del cementerio a los Lakers

Los Lakers ya tiene su lista de inicio de curso, los 15 jugadores con los que pondrán en marcha una temporada 2022-23 que inician en San Francisco, en la noche del martes contra los Warriors. Allí habrá testigos de la fiesta del alzado de la bandera de campeones, la cuarta en ocho años, de Stephen Curry y compañía, un logro que vivieron los angelinos hace menos de dos años, antes de que empezaran a dar vueltas y vueltas sin suerte a how to remove ese proyecto que llevó el título en la burbuja de Florida.

Con nuevo entrenador, el prometedor Darvin Ham, y Without arreglar el nulo encaje de Russell Westbrook, que sigue en el equipo aunque fuera una opción a priori improbable Cuando terminó la última temporada, los Lakers generaron muchas dudas sobre sus opciones de volver a construir un equipo ganador con LeBron James y Anthony Davis como referencias. En este equipo que va a iniciar la competencia, el puesto número 15, la última plaza en la rotación activa, se la ha quedado el alero de 25 años Matt Ryan, que fue fichado para realizar el campo de entrenamiento junto con Dwyane Bacon. Este último, que jugó una gran temporada en Euroliga con el Mónaco, fue cortado y tiene muchas papeletas para regresar a Europa. Ryan ha conseguido quedarse en LA por ahora. Tendrá un contrato mínimo que rondará los 1,6 millones y que no estará totalmente garantizado hasta enero. Para los Lakers, supone además unos 60.000 dólares extra en impuestos.

Ryan mide 2.01, hace 25 años ha cumplido un sueño porque hace un año y medio estaba totalmente fuera de la esfera NBA. Pero su 37,5% en triples en pretemporada le ha hecho valioso en un equipo que sigue necesitando (un asunto ya perpetuo en los Lakers) tiradores. En el único triunfo de su nuevo equipo en pretemporada, precisamente contra los Warriors, anotó 20 puntos con un 6/9 desde la línea de tres. Desde ahí, Ham le dio más minutos y, sobre todo, se los dio antes, una prueba de que valoraba su entrada en el grupo definitivo de jugadores con los que trabajará. Y, quizás, una prueba también de que la lesión del alero Troy Brown Jr, uno de los fichajes de los Lakers esta temporada pero que todavía no ha debutado, va peor de lo previsto.

Ryan es un tirador que pasó por tres universidades (2015-20) y brilló en solitario en su último año, el último, en Chattanooga (15,4 puntos y 5 rebotes con un 35,9% en triples). En instituto si habia parecido una estrella en ciernes y fue elegida señor baloncesto en Nueva York, su estado natal. Tras no ser drafteado en 2020, tuvo que esperar hasta 2021 para recibir la llamada de los Cavaliers, con los que jugaron la Summer League. Después hizo con los Nuggets, donde estuvo dos semanas antes del inicio de la temporada, momento en el pasó al equipo de G League Grand Rapids Gold. En febrero de este año construyeron un contrato de tipo bidireccional estafa los Celtics, el equipo con el que ha jugado, hasta ahora, sus únicos cinco minutos en la NBA (anotó 3 puntos, el 10 de abril).

Antes de ese periplo para buscar sus opciones en la gran liga, antes de la Summer League 2021 y la G League, estuvo trabajando, después de no haber recibido invitaciones ni siquiera para la anterior G League, en el cementerio que regenta su abuelo y también como repartidor de comida para DoorDash. Entonces parecía muy difícil que al final de ese camino pudiera estar esperando a los Lakers. Ahora, y gracias a su trabajo, está ante la gran oportunidad de su vida.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *