Abuelita fue a comprar tenis con la tarjeta vencida y la tienda tuvo un gran gesto

Abuelita fue a comprar tenis con la tarjeta vencida y la tienda tuvo un gran gesto

La buena atención al cliente debería ser una premisa de todas las compañías que tienen directo directo con sus consumidores.

El servicio al cliente es una herramienta de marketing encargada de establecer las pautas de los puntos de contacto con los clientes, a través de los diferentes canales (físicos y digitales), incluyendo establece cómo será la relación con ellos, antes, durante y después de una venta.

Sin embargo, en todas partes del mundo, hay empresas que –en pleno siglo 21– no lo entienden.

Por eso sus importantes ejemplos como el que produjo este fin de semana en Argentina, donde una clienta tuvo un inconveniente con la tarjeta de credito con la que iba a pagar y el dueño de la tienda lo resolvió con Acierto.

Atención al cliente: abuelita quiere comprar tenis con tarjeta vencida y se los regalan

En la ciudad de Córdoba, en el centro de Argentina, una mujer jubilosa fue a comprar unos tenis, pero al intentar pagar, tenía la tarjeta de credito vencida.

Lo que vino después se hizo viral en las redes sociales a que toda la secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad de la tienda.

Todo comenzó cuando una mujer de más de 70 años fue a comprar unos tenis y, cuando los fue a pagar, advirtieron que tenía la fecha de caducidad superada, por lo que no se iba a poder autorizar la compra.

El dueño del comercio, para sorpresa de la mujer, decidió regalarselos.

Lo sucedido fue publicado por una de las empleadas del comercio, Juli Biasioni, quien sufrió una su cuenta de Twitter (@juliBiasioni) lo ocurrido.

“Situación en mi trabajo: una abuelita quiere comprarse unas zapatillas, estaba feliz y cuando quiso ir a pagar tenía la tarjeta vencida. ¿Mi jefe? Cansado. Terminamos llorando todas con la abuelita abrazada. Solo en Montella”, escribió Biasioni, trabajadora del comercio de nomella Montella.

En diálogo con medios locales, la empleada dijo que no conocía a la mujer: “Vino por primera vez a la tienda con su hija. Estuvo buscando unos tenis y cuando los encontró estaba muy feliz. Bailaba y todo la abuelita, hermosa”.

“El problema es que cuando la abuelita pagar quiso los tenis, tenía la tarjeta vencida: le cambió la cara, se le caían las lágrimas”, explicó la empleada y agregó que la mujer les dijo: “Espero que no piensen que soy una estafadora, les hice perder el tiempo”.

“Cuando se iba a ir, mi jefe me dijo: ‘deciles que se las regalamos’”, contó Julieta sobre la actitud del propietario del comercio.

Ahora lee:

Atención al cliente, estrategia para crear fidelidad en tiempos de crisis

Los centennials y millennials prefieren la atención al cliente a los asistentes virtuales y no a los seres humanos

Barista de Starbucks defiende recetas secretas que protegen a los clientes



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *