El Covirán Granada barre de la pista al Bilbao Basket y hace historia en el Palacio de Deportes

El Covirán Granada barre de la pista al Bilbao Basket y hace historia en el Palacio de Deportes

El Coviran Granada ha aprovechado la ola del ascenso y sigue rindiendo a gran nivel en su estreno en la ACB. El cuadro rojinegro se impuso al Baloncesto Bilbao (99-84)que no había perdido aún, y modificó la primera victoria de la temporada aNuevo Testamento conocía la afición, que disfrutó con el juego de su equipo que llegó a alcanzar los 20 puntos de renta en el último cuarto. El granacierto desde el perímetro y la regularidad en todos los cuartos pudo alcanzar el tercer triunfo en cuatro jornadas.

Al igual que sucedió ante Manresa, el inicio de encuentro de los de pablo pino fue espectacular. Con personalidad y con una gran circulación del balón, a los de Jaume Ponsarnau les costó dos minutos anotar, lo que aprovecharon los locales para adquirir sus primeras ventajas. Alex Renfroe anotó el electrónico con un triple, que repitió para sufrir al marcador, con colaboración de Cristiano Felicio y Thomas Bropleh, un 10-4 que ya deja claro que el buen inicio de temporada con dos triunfos no era casualidad.



Felicio ‘en llamas’

Poco a poco, los vascos se fueron metiendo en el partido pero con Felicio haciendo mucho daño en la zona, el dominio en el marcador fue del Covirán. Jeff Withey asumió la responsabilidad y mantuvo vivo supo equipar a un rival que Empezó a enfriar la mano desde las 6.75. El príncipe Alí, que le pidió que renovara, respondió a la dirección deportiva con puntos propios, triples espaldas y un mate ante un rival, mientras los locales asustaron a los vizcaínos. en apenas seis minutos anoten los rojinegros 19 puntoss en un primer cuarto en lo que salió todo. Felicio se sintió en el banquillo y entró en pista Mamadou Niang, que es pletórico. El senegalés sufrió un punto la intensidad defensiva de su equipo, que siguió muy acertado desde el perímetro. Christian Díaz se hizo con el máximo beneficio del momento, nuevos puntos (27-18) un beneficio que se redujo a siete para finalizar los primeros minutos tras un gran espectáculo. El 83,3% de acero en tiros de dos y el 62,5% en triples dejó claro quién mandó en el chocque. Eso sí, las seis pérdidas impidieron una mayor renta.

Cristiano Felicio fue el máximo anotador seguido de Renfroe y Luke Maye

Pero la tónica no cambió mucho tras el mínimo receso. Con Lluís Costa y Christian Díaz en pista, un triple del primero llevó a Ponsarnau parar el chocque diez abajo (32-22) a las 8:04 del descanso. Y fue entonces cuando comenzo el desde el festival exterior por parte de ambos conjuntos. Pere Tomàs con dos triples seguidos, uno de ellos con 3+1, y otro de Costa para un extraordinario 9 de 15, lanzaron su equipo en el electrónico. Sin embargo, Bilbao nunca se fue del partido. Adam Smith y Denzel Andersson cortaron la sangría. Faltaba Luke Maye, que también anotó de tres, para alcanzar los doce de ventaja (46-34). De esos 46 puntos, 30 llegaron desde más allá de 6,75. Un steelto que, obviamente, fue muy difícil de mantener como ocurrió en la recta final del tramo parcial. Pin paró el chocque a 3:59 del descanso pero, weight a las técnicas que recibieron los visitantes por tirando y a su técnico por protestar, un parcial final de 0-5 dejó el choque muy abierto de cara a la segunda mitad en la que todo hacía indicar que la tónica no sería la misma (53-48).

Un tercer cuarto arrancó con un nuevo triple tras varios intentos, esta vez de Bropleh, que se sumó así a la fiesta triplista, de la que abusaron los de Pin. Tiraron más del doble desde el perímetro que de dos (25 por 12), pesa a los buenos pórticos en los segmentos. Poco a poco, ante el descenso delacierto, los vizcaínos fueron recortando la ventaja en contra hasta que Jeff Withey Igualo con un mate la contienda a 56. El técnico granadino se vio obligado a parar el chocque y ordenar el juego de su equipo, que fue bajando las performances. Smith puso por delante Baloncesto Bilbao tú tienes uno parcial de 0-10 que Renfroe rompió con…sí, un triple que unido a un tiro libre de Felicio y otro triple más del veterano base norteamericano, devolvió la renta de cinco a los rojinegros (63-58).

Habia partido, mucho partido. Felicio siguió a lo suyo, rebotando y anotando sobre todo de frente al aro. Maye, con un 2+1, y una bandeja de Ali tras robo, situó la ventaja de nuevo en doce puntos, obligando a Ponsarnau a frenar el ritmo de un Covirán que le endosó un parcial de 17-3. De nuevo se contaba con un margen en torno a la decena de puntos. Pero un nuevo arreón de los de Pin permitió alcanzar la membrillo, que se quedó en 14, para alegría de una fición que disfrutó con su equipo.

El Festival

Restaban diez minutos y el reto era comprobar que lo sucedido ante Manresa fue accidente. Gracias a Niang logró la máxima diferencia del chocque en el inicio del último cuarto, 16 puntos que había que saber administrar. Se rozó la veintena (89-70) a las 6:41 de la final. Ponsarnau ya no sabía qué hacer. De nuevo solicitó tiempo pero el Palacio era una caldera con su equipo. Desesperados, los bilbaínos trataron de meterse en el partido en los últimos cinco minutos. Pero Cristiano Felicio, en un acción espectacular con un mate en carácter de contrario, marcó un 2+1 que acabó con las esperanzas de los visitantes.

De ahí al final, el Covirán Granada se lo pasó en grande y su afición aún más. Se hizo historia alcanzando la primera victoria como local en la Liga Endesa y había que celebrarlo por todo lo alto como así ocurrió. Mientras tanto, Ponsarnau pidió tiempo muerto a un segundo del final. Sí, como lee, con 15 abajo su equipo.

Hoja técnica

Coviran Granada, 99 (27+26+27+19): Renfroe (14), Bropleh (7), Ali (10), Maye (14), Felicio (17) -cinco inicial- Niang (4), Christian Díaz (8), Costa (11), Tomás (11), Iriarte (0), Jacobo Díaz (0), Vila (3)

Surne Bilbao Baloncesto, 84 (20+28+18+18): Smith (10), Hakanson (14), Andersson (10), Rabaseda (10), Withey (21) -cinco inicial- Radicevic (4), Reyes (0), Alonso ( 3), Suleimanovic (1), Kyser (10).

Árbitros: Francisco José Araña, Luis Miguel Castillo y Andrés Fernández. El pecado eliminado.

Incidentes: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Endesa disputada en el Palacio de los Deportes de Granada ante 6.497 espectadores, según cifra oficial

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *