"Cultivar es como jugar al fútbol; a veces se gana, otras se pierde"

“Cultivar es como jugar al fútbol; a veces se gana, otras se pierde”

La guerra de Ucrania, la pandemia y el clima climático han creado una confluencia de factores que han empeorado la situación alimentaria de millones de personas. De hecho, el último informa del Índice Global de la Cámara (GHI por sus siglas en inglés), presentado el pasado jueves 13 de octubre, ha alertado de un estancamiento en el progreso para erradicar la cámara en el mundo.

Elaborado por la plataforma Alliance 2015, en el que participó la ONG española Ayuda en Acción, el estudio indica que junto a las crisis superpuestas, la aumento de la inflación in los precios de los alimentos, el combustible y los fertilizantes a nivel global podrían incluirse agravar la situación.

“La gravedad y la rapidez de los impactos sobre la cámara se han producido en gran medida porque millones de personas ya vivían en la cámara”, dijo en el acto de presentación del informe alberto casadodirectora de Incidencia de Ayuda en Acción.

Recientemente, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (más conocida como FAO), afirmó que la mayoría de los países del mundo estaban experimentando un aumento entre el 10 y el 30% en el precio de los alimentos.

“Es particularmente inflación alarmante de los precios nacionales de los alimentos, en especial para las personas más pobres y vulnerables que dedican una proporción principal de sus ingresos a la alimentación”, reconoció Qu Dongyudirector general de la FAO, en un comunicado de prensa.

Según destaca el documento, hasta 828 millones de personas estaban desnutrido in 2021, lo que constituye un retroceso tras más de una década avanzando en los medidores. Y alerta de que esta tendencia puede empeorar en el año 2023 y más allá.

Mapa del Índice Global de la Cámara 2022

Ayuda en Acción

Este impacto está saliendo sobre todo África Subsahariana, Asia Meridional y Centroamérica y Sudamérica. Los cuatro casos más preocupantes según el GHI de 2022 son la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Chad y Madagascar, todos ellos situados en el continente africano. En el continente americano, Haití continuaba con una situación alarmante.

Pero el problema no se limita únicamente a los consumidores, sino que los también los agricultores se verán gravemente afectados. El elevado costo de la energía, la producción y el comercio, dijo la FAO, podría llevar a que los agricultores produciran menos, exportaren menos y ganen menos, lo que daría lugar a una crisis de disponibilidad de alimentos a nivel mundial.

De Guatemala a Guatemala

Para la indicación general Ada Gaitándirector de Ayuda en Acción en Guatemala, considerando que los niveles de cámara en América Latina y Caribe sus bajos, se ha visto la situación”preocupante”. Guatemaladel que trabaja Gaitán, es uno de los países latinoamericanos de los que existen datos mas serios.

Según hallazgo de la ONG, uno de cada dos niños sufre desnutrición, algo qu’esta aún más en el ámbito rural, donde hay una falta de acceso a servicios básicos crónicos. También entre las comunidades indígenas, donde la cifra de niños desnutridos puede aumentar hasta el 80%.

Jesús Alberto Monroy Es uno de los agricultores guatemaltecos que se han visto afectados por la imprevisibilidad del clima provocada por el clima climático. Ahora, de Monroy, cultivar as jugar al futbol, “a veces se gana, a veces se pierde”. Cuando era pequeño, cuenta, no faltaba nada en su comunidad. Tenían maíz y todo tipo de frijoles (enrededores, chajanes, pemores, ayotes…).

Jesús Alberto Monroy, agricultor de Camotán, departamento de Chiquimula (Guatemala).

Jesús Alberto Monroy, agricultor de Camotán, departamento de Chiquimula (Guatemala).

Cortesía de Ayuda en Acción

Sin embargo, el cambio climático ha puesto en entredicho la seguridad alimentaria de su familia y otros cientos de millas. El año pasado, por ejemplo, según cifras de Ayuda en Acción, 200.000 agricultores en la región de El Corredor Seco de este país perdieron sus cultivos. “Estamos siempre en la lucha de ver cómo sacamos adelante a nuestra comunidad”, relató Monroy.

Algo falla

Con estas cifras en la mano, el informa planta que el verdadero problema se situa en la estructura alimentaria mundial. Algo ha fallado. Por ello, destaca el informa, hay que transformar el sistema. Eso sí, “la transformación de los sistemas alimentarios requiere de intervenciones multinivel”, explicó Almudena Barrios, gerente de proyectos en Centroamérica y México.

Según destaca el informe, estos sistemas deben ser “más equitativo, inclusivo, sostenible y resiliente”, para así poder evitar crisis de hambre futuras. Entre las diferentes recomendaciones que llevan a cabo el estudio, destacan muy ambicioso:

  • Poner en el centro de los esfuerzos para transformar los sistemas alimentarios a la gobernanza inclusiva y la rendición de cuentas.

  • Asegurar, considerando el contexto local, participación, acción y supervisión de ciudadania.

  • Aumentar los recursos para hacer frente a las necesidades humanitarias urgentes, mientras los sistemas alimentarios se modifican para resistir la crisis.

Asimismo, ante la espiral de crisis, para Ayuda en Acción es fundamental aumentar los recursos para poder responder a las emergencias reales y promover la gobernanza local. Así, por ejemplo, la participación de las comunidades más vulnerables, como la comunidad indígena y afrodescendientes, pueden constituirse como fundamentales.

“La perspectiva local ha revelado las prioridades de los sistemas alimentarios y refleja la necesidades y preferencias locales”, explicó el director de incidencia de Ayuda en Acción. Y esto puede generar “mejores condiciones para afrontar cualquier problema, y ​​en concreto el hambre”, destacó Barrios.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *